2 zumos y mas de 10 alimentos que te ayudarán a mantener tu ansiedad a ralla.

En cada charla que doy y en cada una de mis primeras sesiones individuales, siempre cuento que para poder superar cualquier patología tenemos que estar dispuestos a comprar el “pack completo”, con todo lo que esto conlleva. Te cuento. Si quiero superar mi ansiedad y aprender a controlarla, no me basta con apuntarme una hora a la semana a hacer yoga, tengo que cambiar varias cosas que en ese momento no me están funcionando en mi vida.

Así en cada camino al cambio, con cada paciente, revisamos y corregimos las relaciones sociales y sexuales, los horarios, el ejercicio físico y espiritual, y la alimentación.
En la alimentación cambiamos no solo aquello que podemos comer o dejar de comer, si no también como lo comemos o a que horas. En este punto introducimos un habito a primera hora de la mañana maravilloso, que es la introducción de zumo o batidos que nos ayudaran con nuestra patología.

A continuación te propongo dos zumos muy sencillo que puedes introducir cada mañana en ayunas y te ayudaran a relajar tu sistema nervioso y a mantener a ralla tu ansiedad.

Zumo de zanahoria, remolacha y pepino: Esta mezcla proporciona una poderosa inyección de enzimas
activas y nutrientes orgánicos, al tiempo que limpia y alcaliniza los riñones, lo cual mejora a su vez la calidad de la sangre y contribuye a aliviar la fatiga; para preparar un litro de zumo te dejo las proporciones que yo uso, pero atrévete a probar tu y a buscar el sabor que mas te complazca:
10 partes de zanahoria / 3 partes de remolacha / 3 partes de pepino, para entre medio litro y un litro.

Hay ciertos alimentos que podemos introducir si además de sufrir síntomas de ansiedad te sientes cansado y apático, cosa que muchas veces viene junta. Aquí te propongo otro zumo con
yema de huevo cruda: Rica fuente de lecitina orgánica, que es un importante componente del tejido cerebral y nervioso; también estimula las glándulas suprarrenales inactivas, lo cual alivia la fatiga; 2 yemas al día, batidas con zumo de zanahoria.

Además puedes introducir o potenciar estos alimentos en tu cocina diaria y verás que rápido lo notas.

Otros alimentos beneficiosos: Espinacas crudas; levadura activa (en agua tibia, con el estómago vacío); melaza; germen de trigo; soja; lecitina.

Y por último te dejo alimentos que debemos de todas todas evitar.

Alimentos a evitar: Los alimentos desnaturalizados, elaborados, enlatados, en conserva y cocinados deben constituir menos del 50 por ciento de la dieta diaria.