Podemos dividir la ansiedad en 3 tipos básicos, aunque como cuento en todas las charlas y ya seguro estaréis un poco hartos de oírme decir, los que me vais siguiendo, NO HAY DOS PERSONAS IGUALES, NO HAY DOS TIPÒS DE ANSIEDAD IGUALES.

Pero a grandes rasgos podemos dividir la fisiología de una persona en 4 tipos de cuerpos:

 

  • El caluroso
  • El friolero
  • El equilibrado
  • El débil

 

EL TIPO CALUROSO

 

En medicina china denominamos al caluroso yang, aquella persona que siente calor en el cuerpo. Este concepto se refiere a una variedad de indicaciones y no tiene porque ser nocivo si está en equilibrio. Pero entonces pasará a ser el equilibrado, así que no cuenta. Cuando en una persona predomina el calor, la ansiedad se manifiesta en síntomas que llamamos de fuego ( ¿tiene lógica no?), y son personas sensibles en general a la inflamación y a la hipertensión. La ansiedad aparece en forma de:  fiebre, rubor,

irritabilidad , labios o lenguas secas, estreñimiento y orina densa. Si mantenemos estos síntomas y no les hacemos caso durante una larga temporada, lo que nos pasará es que nos transformaremos en el tipo débil ( y no es muy recomendable, la verdad).

 

¿QUÉ TÉS TOMAR?

 

Si te sientes identificado te recomiendo que empieces tomando tés blancos básicamente, variedades como Pai Mu Tan, muy extendida en nuestro país. También puedes tomar tés oolong de naturaleza fría como Tie Guang Yin.

 

EL TIPO FRIOLERO

 

A este tipo de personas las denominamos yin y como las anteriores necesitan estar en equilibrio para sentir patología. Cuando en una persona predomina el frío, la ansiedad se manifiesta en síntomas fríos en el cuerpo y serán muy susceptibles a las infecciones. Las personas tipo friolero pueden sentir que su ansiedad se manifiesta con síntomas como: movimientos o reacciones más lentos, sensibilidad a temperaturas más bajas, manos y pies fríos, digestión débil, palidez, diarrea y orina pálida y excesiva. En este caso si no les hacemos caso a estos pequeños avisos, nos terminamos convirtiendo en el tipo débil y ese no es nuestro objetivo.

 

¿QUÉ TÉS TOMAR?

 

Una persona tipo friolero debe utilizar tés que sean de naturaleza cálida (¡ojo!, no temperatura, si no naturaleza. En otro post ya hablaré de esta diferencia). Así te recomendaría tés negros, post fermentados y oolongs de naturaleza caliente.

 

EL TIPO DÉBIL

 

Cuando pasamos olímpicamente de nuestra ansiedad y pensamos, va, solo es un dolor de barriga, o solo un poco de opresión en el pecho, ya se me pasará, cuando termine con este trabajo todo se calmará….

Es cuando estos síntomas de ansiedad se quedan a vivir con nosotros y empiezan a formar parte de nuestro día a día, que nos convertimos en personas del tipo débil. Y entonces aparecen otros síntomas como: mareos, fatiga, inercia, falta de apetito, hinchazón, hiperhidrosis,  palidez, entumecimiento, insomnio, fácilmente asustado, presión arterial baja,  sed crónica, lengua quemada, tos seca, espalda, falta de energía, diarrea, micción frecuente, hipersomnia, flujo menstrual excesivo o muy pequeño. ¿Menuda lista eh?

 

¿QUÉ TÉS TOMAR?

 

Una persona tipo débil nunca debe beber té frío y debe utilizar los tés que son de naturaleza fría con restricción. Los tés de naturaleza caliente son más convenientes. El té debe tomarse lentamente mientras está caliente y evitar beber té sin complementos alimenticios cuando se tiene hambre.